Programa de entrenamiento en epidemiología de campo

El primer programa de entrenamiento de epidemiología aplicada – El Servicio de Inteligencia
Epidemiológica (Epidemic Intelligence Service EIS) – fue fundado en Estados Unidos en 1951
para hacer frente a una grave escasez de epidemiólogos expertos en la fuerza laboral de
salud pública.
En 1975, Canadá estableció el primer FETP fuera de los Estados Unidos, el modelo del EIS.
En 1979, el gobierno de Tailandia solicitó la asistencia de los CDC para establecer su propio
programa, con financiamiento aportado inicialmente por la Agencia de Estados Unidos para el
Desarrollo Internacional (USAID).
FETP son programas propios de los países ubicados en los ministerios de salud y están
diseñados para satisfacer las necesidades de salud pública de cada país, de acuerdo con la
cultura del país, las prioridades nacionales, las relaciones establecidas, y existente
infraestructura de salud pública.
En abril de 2020, 87 programas de capacitación en epidemiología de campo (y laboratorio y / o
veterinaria), conocidos como FETP, FELTP o FETPV, están capacitando a la fuerza laboral de salud pública en más de 165 países y territorios.
Principio rector del FETP El principio rector del modelo de formación del programa de entrenamiento en epidemiología de campo – Field Epidemiology Training Program FETP- es "aprender haciendo" un concepto que es análogo a una residencia médica en la cual los médicos adquieran experiencia en el puesto de trabajo mediante el aprendizaje y la práctica de las habilidades necesarias para convertirse en médicos capaces. Los entrenados del FETP a menudo se conocen como "residentes", "becarios" u "oficiales" – utilizan entre 20 a 25 por ciento de su tiempo en el aula, aprendiendo los principios de epidemiología, la vigilancia de las enfermedades, la investigación de brotes y bioestadística. El otro 75 a 80 por ciento de su tiempo se utiliza en trabajo de campo, donde los residentes "aprenden haciendo", al participar en las investigaciones de brotes, ayudando a establecer y evaluar los sistemas de vigilancia de enfermedades, el diseño y la realización de estudios sobre los problemas de preocupación para la salud pública en su país, y la formación de otros profesionales de la salud. El trabajo de campo se realiza típicamente bajo la supervisión y guía de un mentor experimentado.
Debido a su enfoque en la construcción de competencias epidemiológica fuera del aula, El
FETP es diferente de la mayoría de los programas de formación en epidemiología, tales como
los programas de maestría tradicional de Salud Pública (Master of Public Health MPH)
(aunque algunos programas están afiliados a instituciones académicas y ofrecen títulos MPH
a los graduados del programa). Los residentes son normalmente reclutados de los ministerios
de salud, o en ocasiones de otros ministerios, como ministerios de agricultura. Algunas
diferencias entre los programas del FETP incluyen afiliación con una institución académica
que otorga títulos; incorporación de un componente de laboratorio (llamado Epidemiología de
Campo y Programa de Capacitación de laboratorio, o FELTP) u otra área centrada de
especialidad (por ejemplo veterinaria, enfermedad no transmisibles); o si se trata de un
programa nacional o regional.
Otra característica única de FETP es el tamaño relativamente pequeño de la cohorte de
formación, que es típicamente entre 10-15 residentes. Las cohortes del FETP se mantienen
deliberadamente pequeña para asegurar que cada residente recibe la supervisión y
orientación adecuada a lo largo de su formación.
FETP CDC-CAR
El FETP de El Salvador, es parte del programa regional del CDC-CAR, el cual está
conformado por Belize, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y
República Dominicana. El FETP CDC-CAR fue el primer programa a nivel mundial en plantear
una formación "pirámidal" de tres niveles. Esto fue desarrollado para aumentar la capacidad a
nivel local, distrital y central del sistema de salud. Todos los niveles de formación se basan en
las mismas competencias básicas, pero la complejidad y la duración de la formación difieren
entre los diferentes niveles. El entrenamiento más intenso se produce en el nivel avanzado
(tercer nivel), que es el FETP de dos años. El nivel intermedio es de nueve meses de duración
y se incluyen trabajadores de la salud pública del nivel de distrito, mientras que el nivel básico
dura de tres a cinco meses y está dirigido a los trabajadores de salud locales. Al igual que con
el modelo FETP tradicional, la mayor parte del tiempo de los participantes se utiliza en trabajo
de campo, trabajando en proyectos prioritarios de salud pública por su país y aplicar lo que
han aprendido en clase.

FETP de El Salvador

 

Año  Universidad  Cohorte Numero
2001 De El Salvador I 34
2002 De El Salvador II 38
2004 José Simeón Cañas UCA III 30
2005 José Simeón Cañas UCAIV 28
2008 Evangélica de El Salvador V 26
2015 De El Salvador VI 29
2017 SE-COMISCA VII 29
2020 SE-COMISCA VIII 26
Total 240 240

Profesionales formados en el nivel intermedio

El FETP (programa de entrenamiento de epidemiología de campo) en El Salvador fue
coordinado por la Dirección de Vigilancia Sanitaria del Ministerio de Salud hasta agosto del
2020. La inclusión del programa de formación de epidemiología de campo trajo consigo un
impulso notable en la calidad académica y científica en la epidemiología a nivel nacional. A
partir del septiembre del 2020 el programa será coordinado por el Instituto Nacional de Salud.
Se tiene un esquema de entrenamiento por niveles, existiendo un nivel básico, un intermedio
y el avanzado que es la maestría, avalada académicamente por una universidad. El nivel
básico está orientado a personal de los niveles operativos de atención directa como los
equipos básicos y especializados de salud familiar donde se colecta información. El
intermedio estaría orientado a un nivel alto donde ya se haga un consolidado a mayor escala
y se tomen decisiones a corto plazo. El nivel avanzado está orientado a personal que sería
coordinador o líder de las acciones de los niveles intermedios, este es el nivel que da apoyo
técnico para el análisis de la información al más alto nivel para acciones en todo el país y la
elaboración de normativas y políticas de salud. Como fruto de este esfuerzo académico se
tienen ya 55 presentaciones en eventos internacionales de investigación entre 2000 a 2019 y
9 publicaciones en revistas internacionales en el mismo lapso de tiempo.
El programa FETP inicia en 2000 bajo el auspicio de CDC y USAID, dentro del marco de la
ayuda para región posterior al huracán Mitch. Ha permitido la formación de 19 epidemiólogos.
En total se han desarrollado 8 cohortes: Las 4 primeras cohortes se desarrollaron con el
apoyo técnico de la Universidad Autónoma de Nicaragua con sede en León y las siguientes
con apoyo de la Universidad del Valle de Guatemala. Todo con financiamiento de CDC
(Centers for Disease Control and Prevention), Atlanta.
En el nivel intermedio se tiene un recuento de 240 profesionales formados. Las
primeras dos cohortes fueron acreditadas por la universidad de El Salvador (72 en total). Las
siguientes 2 cohortes fueron acreditadas por la universidad centroamericana “José Simeón
Cañas” UCA (58 en total). La quinta cohorte fue impartida en la universidad evangélica de El
Salvador (26 en total). La sexta cohorte por la universidad de El Salvador y la séptima y
octava cohorte por SE-COMISCA.
En el nivel básico se tienen formados desde el año 2000 a la fecha 541 profesionales de
salud. Se han realizado diferentes modalidades de cursos básicos, entre ellos podemos mencionar el curso de principios de epidemiología – 3030, curso básico de epidemiología de campo y Módulos de principios de epidemiología para el control de enfermedades MOPECE.
Este año se pretende realizar por primera vez la incorporación del programa de entrenamiento
Front Line, que es un programa de entrenamiento que tiene una duración de 3 meses (12
semanas) en el cual el participante realizará 3 semanas de clases teórica con ejercicios y las
8 semanas restantes trabajo de campo en sus lugares de trabajo; lo que les permite mejorar
la notificación, calidad de los datos de análisis y presentación de aquellos eventos que sean
de interés en salud pública. Lo novedoso del curso será la inclusión de profesionales que
trabajan en diferentes carteras de estado, esto también bajo la lógica del de “Una Salud”
estrategia promovida por la OMS para el fortalecimiento de la salud pública a partir del trabajo
multisectorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *